Cristianos hasta la muerte

Nigeria

Ocupa el lugar n° 6 en índices de terrorismo. Los ataques, asesinatos, secuestros y violaciones están a la orden del día. Ser cristiano en Nigeria es vivir bajo la amenaza de ser la próxima víctima.

Cargando

Con más de 200 millones de habitantes, Nigeria es el país más poblado de África, con la mayor economía continental y uno de los principales productores de petróleo. Una tierra rica en recursos naturales y humanos, que está amenazada por la creciente presencia terrorista de grupos radicales, como Boko Haram y los pastores Fulani.

Situación de los cristianos en Nigeria

Pese a que los cristianos representan al 46,18% de la población, su presencia está cada vez más amenazada. Nigeria es el sexto país más peligroso para los cristianos.

En el norte, predominantemente musulmán, los no musulmanes se enfrentan a una discriminación «legalizada» debido a la interpretación de la ley de la sharía: se les aplica la ley de la blasfemia, se les excluye de los cargos gubernamentales, sufren el secuestro y el matrimonio forzado de mujeres cristianas por parte de hombres musulmanes, no se conceden autorizaciones para construir iglesias y se les imponen códigos de vestimenta, como la obligación a todas las alumnas de vestir el yihab musulmán.

Las duras cifras de la persecución religiosa en Nigeria.

43.000 cristianos asesinados

18.500 desaparecidos

17.500 iglesias atacadas

10 millones de desplazados

2.000 escuelas cristianas destruidas

*Según un informe publicado en 2021 por la ONG nigeriana Intersociety. Las cifras actuales prometen ser mucho más alarmantes.

Cada cifra tiene nombre, apellido y una historia marcada por el dolor.

Deborah, lapidada por sus compañeros

Deborah, lapidada por blasfemia

Deborah Samuel Yakubu, cristiana de 22 años, sufrió el ataque de sus compañeros de clase, que la lapidaron hasta la muerte y prendieron fuego a su cuerpo. Habían acusado a Deborah de haber enviado un mensaje blasfemo por WhatsApp. Cuando volvió a la escuela después de las vacaciones sus compañeros de clase organizaron un grupo para capturarla.

Rebecca, secuestrada por Boko Haram

Estuvo dos años secuestrada por terroristas de Boko Haram. Mataron a su hijo frente a sus ojos, la torturaron y la violaron. Pero tuvo la suerte de que logró escapar con su hijo (cuyo padre es uno de sus captores).

Leah, lleva 6 años en cautiverio.

El 19 de febrero de 2018, Boko Haram secuestró a 110 alumnas en una escuela de Yobe. Fueron obligadas a convertirse al Islam pero Leah Sharibu (de 14 años) se negó. Hoy la mayoría de las niñas están con sus familias, menos Leah (de quien se tuvo noticias el año pasado).

¿Qué hacemos con tu ayuda a Nigeria?

Trabajamos en la sanación de traumas

Capacitamos y fomentamos la labor de quienes trabajan para curar los traumas de las vícitimas de la violencia. Con tu ayuda, pueden recibir una atención integral que los ayuda a rehacer sus vidas.

Apoyamos a los desplazados

La Iglesia en Nigeria acoge a millones de desplazados. Tu ayuda permite darles alimento, medicina y elementos básicos de higiene y subsistencia.

Educación para los niños

Sabemos que en la buena educación está el futuro, por eso apoyamos los proyectos educativos de la Iglesia en Nigeria

Apoyamos la labor de sacerdotes y religiosas

En Nigeria, los sacerdotes y las religiosas son padres y madres, profesores, enfermeros, compañía, consuelo y refugio. Su labor es admirable e indispensable.