Te invitamos a conocer más sobre ACN

Ayuda a la Iglesia que Sufre (o ACN por sus siglas en inglés: “Aid to the Church in need”) es una Fundación Pontificia Internacional que se fundó en 1947, para ayudar a los refugiados de la Segiunda Guerra Mundial. En Chile,  abrió sus puertas  en 1998.

Desde entonces, trabaja incansablemente para responder a las solicitudes de ayuda que llegan desde todo el mundo, para apoyar la misión de la Iglesia en lugares de violencia, persecución y necesidad. 

ACN colabora con la labor desacerdotes, religiosas y misioneros que ofrecen su vida por amor a Dios y a los demás. Ellos acompañan, consuelan y atienden a quines más sufren en Chile y el mundo. 

 

Nuestros pilares son:

Informar

Ponemos a tu alcance noticias, testimonios y entrevistas exclusivas acerca de la realidad de la Iglesia en todo el mundo. Difundimos, a través de todos nuestros canales, información que muchas veces es ignorada, silenciando la voz de millones de personas que sufren.

Ayudar

Cada año apoyamos más de 5.000 proyectos en alrededor de 130 países. Gracias a la generosidad de nuestros benefactores, acogemos las peticiones de ayuda que nos hace la Iglesia para poder llevar adelante su labor pastoral y humanitaria en lugares de sufrimiento, persecución o pobreza.

Orar

Difundimos material de oración e invitamos a todos nuestros colaboradores a orar por quienes están sufriendo. A través de la oración, los acompañamos en su dolor.

Desde la sede central de “Ayuda a la Iglesia que Sufre” en Königstein (Alemania), se gestiona la recaudación que realizan las oficinas de 23 países donantes, entre ellas Chile (ACN-Chile).

En conjunto, las 23 oficinas de ACN apoyamos los proyectos presentados por miles de sacerdotes, misioneros y religiosas presentes en los países más necesitados y cuya actividad caritativa y pastoral llega incluso donde los servicios estatales y las ONGs no lo hacen.

Nuestras 23 oficinas trabajan para ayudar a más de 130 países.

¿Qué hacemos?

Ayudamos a los cristianos perseguidos

Más de 200 millones de cristianos son perseguidos o discriminados por su fe. En ACN damos a conocer su situación, los apoyamos y rezamos por ellos.

Apoyamos a sacerdotes, religiosas y misioneros.

A través de las intenciones de Misa ayudamos a 1 de cada 8 sacerdotes en el mundo, en países de necesidad, para que puedan seguir apoyando a sus comunidades.

Proyectos en Chile

Apoyamos la promoción de la fe en el país. Construyendo lugares de oración, apoyando la labor de la Iglesia.

Construimos y reparamos iglesias, capillas y centros comunitarios.

Trabajamos para que las comunidades más necesitadas puedan practicar su fe en un entorno digno.

Formación de seminaristas y novicias.

En ellos está el futuro de la Iglesia y la esperanza de los fieles. ACN trabaja para que reciban una formación sólida.

Ayuda de emergencia

Enviamos ayuda socio-caritativa en situaciones de guerra, pobreza, catástrofes naturales o humanitarias.

Difundimos la palabra de Dios

Publicamos y distribuimos material para que religiosos y laicos puedan desarrollar su misión evangelizadora.

Movilizamos a Cristo

Apoyamos proyectos de locomoción para que la Palabra de Dios llegue a los lugares más aislados.